Clima templado, sol radiante, playas cerca, exquisita arquitectura colonial e increíbles sitios arqueológicos hacen de Trujillo una visita obligada en la costa