Cómo prevenir el mal de altura en el Perú

El mal de altura, también conocido como mal agudo de montaña (AMS), puede ocurrir a alturas de 2.500 metros (8.200 pies) y más. Esto significa que muchas atracciones populares en Perú caen bajo esta categoría, incluyendo la ciudad de Cusco y la popular Montaña del Arco Iris. Una vez que se alcanza esta altitud, hay un riesgo real de enfermedad y, en casos extremos, de muerte.

Vinicunca o Winikunka, llamada también Montaña de Siete Colores, Montaña Arcoíris o Montaña de Colores (los pobladores le llaman Cerro Colorado)

El mal de altura no respeta la aptitud física o la salud en general. Los conquistadores españoles – hombres duros y endurecidos – sufrieron de soroche mientras se dirigían a Cusco en 1533. En 2010, el mal de altura se cobró la vida de dos mochileros en Perú: Katrina Jacks, una joven de 23 años que obtuvo la medalla de plata de remo en los campeonatos de la Commonwealth de 2007, y Alicia Parks, una enfermera de 24 años apasionada por los deportes extremos.

Siempre se recomienda encarecidamente ascender lentamente a la altitud (por ejemplo, tomar un autobús) y tratar de aclimatarse en los lugares a lo largo del camino hacia su destino final (por ejemplo, 2 días en Arequipa antes de visitar el Cusco)

Evitar el mal de altura en el Perú

Aunque las muertes son raras, muchos viajeros experimentarán formas leves de mal de altura en el Perú. Incluso en su forma más leve, tiene el potencial de arruinar su viaje, obligándolo a abandonar sus planes de viaje por un día o dos mientras se recupera.

Cuando ascienda a destinos muy elevados (véase Datos de altitud y mapa de elevación del Perú), tenga en cuenta los siguientes consejos, todos los cuales pueden ayudar a prevenir el mal de altura:

  • Un ascenso lento: La aclimatación es la clave para evitar el mal de altura. Cuando sea posible, ascienda lentamente, dando tiempo a su cuerpo para adaptarse. Esto no siempre será una opción, sobre todo si vuela a un destino de gran altitud (por ejemplo, de Lima a Cusco o de Lima a Puno). Si ese es el caso…
  • Tómelo con calma al llegar: Déle tiempo a su cuerpo para aclimatarse sin ningún estrés o tensión adicional. Evite esfuerzos serios (caminatas, rafting, ciclismo, etc.) durante sus primeras 24 horas en la altitud. Lo más importante es que intente mantener su altitud: no suba más durante su primer día. Recuerde, trate de parar en Arequipa antes de visitar Puno o Cusco … esto le ayudará mucho, y de todos modos, Arequipa es probablemente la ciudad más hermosa de Perú!
  • Evita los cigarrillos, el alcohol y los medicamentos como tranquilizantes y pastillas para dormir, todos los cuales pueden empeorar los síntomas del mal de altura.
  • Mantente hidratado: Beba muchos líquidos. La página web del Servicio Nacional de Salud del Reino Unido recomienda un mínimo de cuatro a seis litros al día.
  • Coma muchos carbohidratos: Los alimentos ricos en carbohidratos como la pasta pueden ayudar a reducir el riesgo de mal de altura.
  • Medicamentos para el mal de altura: La medicación preventiva no es un sustituto de la aclimatación adecuada o de un ascenso lento, pero sí existen «píldoras de soroche». La acetazolamida (Diamox) es una opción común – siempre consulte a su médico antes de tomar la medicación para las alturas.
  • Hojas de coca: Masticar hojas de coca – o beber té de coca – puede ayudar a reducir el riesgo de mal de altura. Este es el método tradicional para prevenir el soroche en los Andes. Los hoteles en lugares como Cusco y Puno suelen ofrecer té de coca a los huéspedes recién llegados. Los guías turísticos recomiendan frecuentemente masticar la hoja o beber el té antes y durante las caminatas y excursiones a gran altitud.

También significa que entonces no necesitas «perder» días en el Cusco adaptándote. Viaje en autobús cuando sea posible… el lento ascenso gradual ayuda mucho comparado con volar directamente desde el nivel del mar a Cusco.

Síntomas del mal de altura

La prevención del mal de altura nunca es 100% efectiva. Con eso en mente, es importante conocer los síntomas potenciales.

Los síntomas del mal de altura leve pueden incluir uno o más de los siguientes:

  • dolores de cabeza
  • leves náuseas
  • mareos
  • cansancio
  • dificultad para dormir
  • pérdida de apetito

Los síntomas del mal de altura grave pueden incluir

  • dolores de cabeza severos y persistentes
  • vómitos repetidos mareos severos y dificultad con el equilibrio
  • problemas de visión una sensación de confusión
  • presión en el pecho,
  • respiración rápida,
  • frecuencia de pulso alta

Si experimenta síntomas leves, intente descansar y no suba más. Tanto para el mal de altura leve como para el grave, ¡baje más!. Sólo descendiendo se resolverá la raíz del problema.

Recuerde:

  • Ascender lentamente
  • Tome los autobuses donde sea posible…
  • Pare en Arequipa en el camino a Cusco para aclimatarse (estará bien después de esto)
  • Si vuela, tómelo con calma en sus primeros dos días.
Comparte en:

Lee acerca mas del Perú